AUSENCIAS IMPREVISTAS/fantasmas del desamor

Hay pocas experiencias tan agónicas y al mismo tiempo fértiles como lo son las esperas…

Vivimos en un mundo en el que todo esta marchado, pautado, vivimos pendientes del reloj, de un clip, de un wasup. Sabemos la hora exacta del día, el minuto en que sucederá esto o lo otro…o al menos eso creemos.

reloj1_lr

“Creemos ser libres, pero el habito nos encadena”

Así tras este habito que nos encadena, tras este devenir de sucesivos momentos diarios pautados, no hay nada mas descolocante para la persona que una ausencia imprevista y la sensación de soledad indesable, la asuencia del ser amado, la perdida o la fuga…¿quien sabe?

Como en la novela de Marie Derrieusecq “Nacimiento de los fantasmas” la desaparición del ser amado trastorna hasta lo más profundo la química de los cuerpos.

” En la novela un hombre desaparece inesperadamente. Su mujer le espera, no se resigna a su desaparición, emprende la búsqueda. Muy pronto, tanto para aquella que cuenta la historia como para nosotros, los lectores, el mundo empieza a deshacerse, empieza a abrirse. Se abre hacia misterios, hacia niveles inconcebibles, infinitamente grandes, infinitamente pequeños, y sobre todo infinitamente móviles, poderosamente ritmados por la ausencia. Poco a poco, esta desaparición desintegrará todo lo que constituye la realidad generalmente admitida, nos proyecta hacia otra dimensión de la inteligencia, de los sentimientos y de las sensaciones. Entonces los fantasmas pueden aparecer.”

amorLa vida en pareja también tiene sus horarios escritos y poco antes de esa hora empezamos a preparar el corazon para la llegada. Cuando la hora se demora, cuando el ser querido no aparece, el mundo nos va cayendo por encima y como en la novela, los fantasmas nacen en la espera:

1º los fantasmas de la tragedia: horas de retraso nos recuerdan  que las calles y las ciudades no son tan seguras, nos aparecen alusiones a hospitales, a la morgue, a oquedades…

2º los fantasmas que nacen dentro de cada cual:  estos son fantamas que responden a la torpeza del que espera. Cuando la gente se va de la gente, el que se queda siempre se siente autor de una huida. El ausente no esta a nuestro lado por que ha dejado de sentir, porque se enamoró de la panadera…siempre aparece en un hueco lo peor de nosotr@s.

3º los fantasmas del futuro: estamos sol@s, ¿no hemos nacido en soledad y moriremos en soledad? El futuro está ahi, es nuestro…

“En el vertice de una espera frustada,siempre renace una nueva vida”

 (Inspirado en articulo de Joan Barril de 1999)
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s